Todos los diabéticos deberían saberlo!

Aquí hay algunas recetas caseras de bebidas que pueden ayudar a reducir el azúcar en la sangre:

Té de canela y clavo:

Coloque 2 palitos de canela y 4-6 clavos en una sartén.
Vierta 4 tazas de agua y hierva.
Retire del fuego y deje reposar durante 15-20 minutos.
Colar y beber el té caliente.
Té de jengibre y limón:

Corta un trozo de jengibre fresco de 1 a 2 centímetros y colócalo en una taza.
Vierta agua hirviendo y deje reposar durante 5 minutos.
Agregue el jugo de medio limón.
Si es necesario, agregue miel natural para endulzar.
Beba el té caliente o frío.
Jugo de pera y manzana verde:

Batir en una licuadora 1 pera y 1 manzana verde sin cáscara.
Agregue un poco de agua si es necesario para diluir el jugo.
Beba el jugo inmediatamente después de cocinar.
Batido verde:

En una licuadora, combine 1 taza de espinacas frescas, 1 manzana verde, medio pepino y un poco de agua.
Agregue hielo si desea una bebida fría.
Beba batidos inmediatamente después de cocinar.
Bebida de bayas y kéfir:

En una licuadora, mezcle 1 taza de bayas frescas (fresas, frambuesas, arándanos, etc.) y media taza de kéfir bajo en grasa.
Agregue un poco de miel si es necesario.
Beba la bebida inmediatamente después de cocinar.
Recuerde que estas bebidas no reemplazan el tratamiento farmacológico y la consulta con su médico. Si tiene problemas con sus niveles de azúcar en la sangre, es importante buscar atención médica y seguir las recomendaciones de un especialista.